el artesano

30Mar07

Y allí estaba entre mis manos temblorosas. Al fín. Después de esa malditas larga temporada a base de benzodiazepina y otras mierdas.

Lo tenía bien ganado, después de aguantar a esos medicuchos, a la puta de mi nuera y al cristo de los palotes. ¿qué sabían ellos? ¿que yo estaba enfermo? ¡Y una mierda! enfermos ellos con sus dosis de moralina. ¿Me meto con vosotros por vuestra miserable vida de burgueses acomodados? ¿con vuestra idea de la diversión que es pasear por los grandes centros comerciales?

Soy unos mierdas… Todos sois unos auténticos mierdas. Antes no sabía el significado real de esa palabra. Pero ahora sí.

¡Dejadme en paz! ¡Es mi Vida! Sí con mayúsculas, no como la vuestra mermada de sueños. ¡qué sabréis vosotros, malditos ignorantes!

El primer trago me reconfortó el estómago y mis manos empezaron a dejar de temblar. ¡Ah mis manos! Era lo que más echaba de menos. Poder modelar la madera, coger la gubia y sacar a la luz las formas de un trozo de roble. En un taco del que nadie más que yo era capaz de ver la forma, la forma de Amanda que se me aparecía cada noche desde su muerte. Pero ese temblor de manos que me sobrevenía hizo que tuviera que dejarlo todo.

¡Sí! ¡Mirad mis manos! Manos de artesano, manos que han sufido, que han parido y han ayudado a parir (y que han matado también -aunque esto último lo dije sólo para mí-)

¡Y soltadme de una vez! Me puedo levantar yo solo sin ayuda de nadie.

Cuando salió a la calle alguien comentó en el bar “Otra vez ese maldito borracho”. El camarero negó con la cabeza para sí pensando “no, es sólo un hombre como cualquiera de nosotros, o quizá mejor que cualquiera de nosotros”.

Anuncios


6 Responses to “el artesano”

  1. Me gusta esta historia. Me gusta porque no esoptimista, porque no todos los cuentos han de tener esa cara amable que casi siempre encontramos. No obstante, creo que la sentencia final del camarero no acaba de funcionar.
    En cualquier caso, me quedo con el resto

  2. Los reveses del destino ¿quién puede estar seguro de estar a salvo?

  3. 3 ROC

    Estoy con Brian. Creo que la historia es estupenda y le puedes sacar mucho contenido (porque la trama es muy buena). El final es lo que parece que le pega un sajazo.
    Yo si fuera tú, para la semana que viene la desarrollaría más con la nueva frase.
    Lo que te pongo no es ni mucho menos, que no me haya gustado, es que la historia promete y es una lástima de que la cortes así. Mil besos.

  4. 4 Eliseo

    El problema que tengo es que no tengo historia, tan sólo un personaje. Y así ha quedado (gracias por la comprensión)

  5. Me dejas confuso. Por un lado me encanta “¿Me meto con vosotros por vuestra miserable vida de burgueses acomodados?” por otro se autodestruye sin sentido, o quizas con todo él.

    A mi si que me parece que la frase final funcione, es un gris opaco, mezcla de blanco y negro, de bueno y malo, como el resto del cuento.

  6. Me gusta. Es triste. Es desesperanzador. Pero me gusta.
    Tiene algo.
    Quizá sea que nos hace ver qué puede haber detrás de esos pobres diablos a los que la sociedad desprecia…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: