Archive for abril, 2007

I El título de aquel libro llamó poderosamente mi atención: “el día en que las hadas desaparecieron”. Tuve que fijarme bien en qué zona de la biblioteca estaba: Historia, y ello acrecentó más mi inquietud. Si hubiera estado en Novela, o en Ensayo, o en cualquier otro sitio, no me hubiera asustado tanto. Abrí el […]


23Abr07

¿Por qué andas rebotando en mi cabeza una y otra vez, ocupando todo el espacio que quedó libre cuando hice mudanza de alma. ¡No te quiero ahí!¡te aborrezco!¡ojalá estuvieras a mil kilómetros de distancia!¡ojalá te pudras fuera de mi cabeza! ¿más claro? Y si embargo persistes ahí, condicionando mis movimientos, cambiando mis pensamientos, haciéndote cada […]


Juje

20Abr07

Juje es una poeta de palabras atropelladas, una mariposa que escupe palabras tratando de encadenarlas en una poesía (como si fuera tan fácil encadenar a una palabra) Juje es un poco nerviosa y firma como JUJe, juJa, como jujE ó como juJe; con el “shift” apretado siempre a destiempo, pero siempre con la jota delante, […]


plegaria

16Abr07

El hombre llega a lo alto de la colina. Se arodilla y reza una oración que se extiende por el valle. Su oración es un gemido, un llanto que se confunde con el sonido del viento. Quizá encierra una maldición, quizá una frase de perdón, quizá tan sólo un reconocimiento al Creador. Cuando su plegaria […]


Supongo que ya me tocaba, al fin y al cabo llevo 3 meses en el blog y era lógico que antes o después algún imbécil hiciera spam, enviara mensajes que no tienen nada que ver con el blog o cualquier otra cosa. Vamos, viniera a joder (se ve que no puede hacerlo de otra manera) […]


Nunca he sabido hacer el equipaje, lo reconozco. En eso no me parezco a mi madre de la que heredé sus angustias, sus miedos, su complejo de culpa y tantas otras cosas, pero lo de hacer el equipaje francamente no. Ella doblaba con cuidado todas las mudas, la ropa interior, los jerseys de pico (siempre […]


brotaba

04Abr07

Brotaba pintura de entre sus dedos. No recuerda desde cuanto tiempo hace de su encuentro con aquel funambulero al que le pidió poder pintar. Debía hacer al día siguiente la primera entrega de unos cuadros que no había conseguido ni tan siquiera empezar. De hecho estaba tan seguro de no cumplir la promesa y de […]