el hombre de la ventana

19Mar08

Cuando salimos con los amigos del colegio, paseando por el parque vemos al “viejo” a través del cristal. Es un hombre de unos setenta años, con unas gruesas gafas de pasta, sentado en una silla de ruedas, mirando por la ventana al parque, escudriñándonos, vigilándonos.

Da un poco de repelús, pues su habitación está completamente a oscuras. Sólo él, su manta a cuadros sobre las rodillas y su mirada vigilante. “Ese tío está pirado”, “Es un enfermo, obsesionado por los niños”, “Alguien debería hacer algo”. Son los comentarios de la mayor parte de mis amigos. Yo les río la gracia, incluso le han puesto un mote: “el abuelo que todo lo ve”, “el abuelo vigilante”. Hay votos incluso por hacer una cancioncilla, adaptar alguna de las letras que nos enseñan en los Escolapios en la que el protagonista sea el “viejo”.

No puedo evitarlo. Me dá un poco de miedo que esté allí, vigilando, mirándonos siempre… Aunque realmente lo que me da miedo es que yo podría ser como él dentro de sesenta, de setenta años: solitario, sin nadie que me acompañara por las noches ni por el día, con la única distracción de unos chicos que salieran del colegio. Por eso río las chanzas de mis amigos con más fuerza, por eso soy uno de los que más chillan, por eso soy quien ha propuesto que alguien debería darle una paliza a aquel pobre hombre.

Anuncios


No Responses Yet to “el hombre de la ventana”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: