sísifo

22Oct08

Llevaba tanto tiempo transportando aquella piedra que siempre volvía a caer que ya no recordaba sus tiempos en que era rey de Éfira. Estaba terriblemente cansado y es que, la eternidad, es mucho tiempo.

Así pues, un día se sentó sobre la piedra con el firme propósito de no volverla a empujar. Desde allí arriba tenía una impresionante vista del infierno admirándose de la inmensidad de aquel mundo.

Esperó con impaciencia encima de aquella piedra a que algo sucediera, a que vinieran sus captores y le trataran de obligar a realizar de nuevo aquella labor. Casi se podía imaginar la cara de Hermes cuando le dijera que no iba a empujar aquella piedra nunca más. Le escupiría a la cara y se reiría de él. ¿Qué iba a hacer? ¿le iba a mandar azotar? Aguantaría el dolor. ¿Le impondría otra carga más pesada? ¿más pesada que esa roca? ¿más estúpido que empujar aquella mole que siempre retornaba a su lugar? ¡tonterías!

¿Amenazaría a algún ser querido? Su esposa Mérope y sus hijos hacía muchísimo tiempo que no serían más que polvo y ceniza. Los que había querido ya habrían desaparecido, y los dioses y semidioses con los que compartió días de vino y juegos de naipes no le importaba que estuvieran vivos o muertos, por él se podían ir todos al infierno… Y rió por aquella ocurrencia.

Pero nadie aparecía, aquello parecía estar desierto. “Puedo esperar más, al fin y al cabo tengo todo el tiempo del mundo”. Y esperó, y esperó. Y esperó hasta quedarse dormido. No había dormido desde que fue condenado, salvo aquellos breves periodos de tiempo en que cerraba los ojos (aunque siguiera empujando la piedra). Por eso se sumergió en un sueño largo y profundo. En su sueño ya no imaginaba que conseguía empujar fuera la piedra y expiaba sus pecados, ya no imaginaba que salía de aquel agujero y recuperaba la libertad… En su sueño sólo veía la cara de Mérope, la de Alma, la de Tersando, la de Simón…, la de sus hijos y la de aquellos seres queridos que ya habrían muerto.

Se levantó con los ojos húmeros. ¿Cuánto tiempo había estado dormido? ¿una hora? ¿ocho? ¿días? ¿semanas? No había modo de comprobarlo. Lo único cierto es que no había aparecido nadie en todo ese tiempo. ¿Qué sentido tenía su condena si nadie lo vigilaba? ¿qué sentido tenía un castigo así?

Entonces sí que lloró. No solamente estaba solo, sino que todos le habían olvidado. “Olvidado, olvidado, olvidado…”. Su lamento se oyó a lo ancho de aquel infierno, pero aún así, nadie apareció.

Gritó y gritó, y cuando se desvaneció toda esperanza de que alguien apareciera en el borde de aquel agujero, lentamente, se levantó y empezó a empujar de nuevo aquella piedra.

Anuncios


3 Responses to “sísifo”

  1. Siempre me encantan tus relatos. Me parecen delicados y despiertan en mi imaginación todo tipo de reflexiones e ideas.
    Bravo.
    ¿Tengo derecho a pedirle mayor frecuencia?

  2. Sobre la frecuencia no tengo ninguna excusa. Simplemente durante un tiempo no me apetecía escribir. Sé que suena terrible, pero así era. A mi vuelta he visto que muchos de mis blogs favoritos han cerrado, o han quedado abandonados creando yerbas.
    Me da rabia. Al fin y al cabo yo empecé este blog cuando una noticia anunciaba el fin de los blogs personales a modo de Apocalipsis. Creo que nos debemos revelar cotra ello, contra ese abandono. Es hora de despertar a los durmientes porque nos divertíamos con ellos y porque, aunque no nos conociéramos, sí nos veíamos por los rincones.
    Haré un post sobre ello y me pondré a despertarlos a todos, estén donde estén juro que los encontraré y los daré o bien un abrazo o bien un susto -todavía no lo he decidido-
    Gracias a todos los que seguís (seguimos)

  3. 3 Juje

    a mi me pasa igual…que grato encontrarte de la mano de sisifo,…a ver..dejamelo leer una vez mas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: