ellos

(dedicado a Fanou *)

Hay una pareja sentada en un banco del parque. Miran al frente sin atreverse a verse. Ella viste un abrigo negro largo, él un traje también oscuro.

Quizá estén pensando en aquellos días ya lejanos en que fueron amantes, cuando fueron más jóvenes y compartían ilusiones y sueños que el tiempo fue encargándose de borrar. O es posible que estén recordando el momento en que, después de tantos años, se han vuelto a ver en el entierro de Alberto. No pensaban volverse a encontrar y un alud de sentimientos se agolparon en sus corazones cuando sus miradas se cruzaron: los momentos felices, los momentos duros en que pelearon juntos, aquel tiempo en que cada uno hizo la guerra por su cuenta y aquel “no quiero volver a verte” y ese portazo final. Cuánto tiempo había pasado de aquello y cuántas veces se habían arrepentido de no llamar al otro por teléfono, de no haber musitado un “lo siento” que lo hubiera arreglado todo.

Nunca imaginaron que se pudieran volver a encontrar después de diez años, como tampoco pensó Alberto en que se mataría en aquel estúpido accidente.

Ahora están sentados uno junto a otro. sin atrever a mirarse, sin atreverse a hablar, maldiciendo el tiempo perdido, maldiciendo el orgullo y maldiciendo a Alberto por haberse matado.

El la mira lentamente y pregunta

-¿Cómo estás?
-Casada-responde enseñando la alianza

Luego, cada uno vuelve a sus silencios.

(*) Siento que, después de tanto tiempo haya quedado una historia tan “escasa”. Por supuesto que la historia no tiene nada que ver con nadie. Es sólo que, después de haber pasado un año largo de silencio, Fanou me felicitó las Navidades. Y es extraño que alguien se acuerde de uno después de tanto tiempo y, por qué no decirlo, entrañable. Es por eso que quería dedicarle una historia maravillosa, un cuento de Navidad especial, algo grande… Pero ando un poco oxidado y es esto lo que ha salido.
Sí son tiempos extraños, la Navidad que nunca me gustó, ahora es más liviana; alguien a quien no conozco más que a través de sus historias me felicita las fiestas. Ese alguien me impele a escribir y es a ese a quien le dedico estas lineas porque se lo merece

Anuncios