mi caja de recortes

13Ene10

Hoy se me ha ocurrido mirar el calendario. Resulta que, tal día como hoy, nací hace 634 años. Me he sonreído pensando en lo estúpido que es este paso del tiempo. Esta miserable silla de ruedas y esta miserable vida. Como siempre que me acuerdo de mi cumpleaños, saco la vieja caja de recortes.

En ella tengo almacenadas todas las almas que conseguí atrapar a lo largo de mi vida, cuando no estaba anclado a la silla. Las miro con codicia, con los ojos brillantes y las garras afiladas. Me gusta como suenan, hacen un sonido como de susurro de hojas en otoño, “sussh, sussh”. Es un sonido agradable. Sí, me hacen gracia. Es algo irónico, yo encerrado en un cuarto en mi silla de ruedas y ellas encerradas en una caja de madera.

Pero hoy no me voy a divertir cogiendo alguna y tirándola por el aire. O ver sus caras de afixia cuando pongo mis manos alrededor del cuello, o cuando aprieto hasta la extenuación su maltrecho corazón. Hoy he decidido indultar a una de ellas. Sí, la voy a soltar, para que pueda vagar libre por el mundo. No sé, me ha dado por ahí. Lo mejor de mi situación en este destierro involuntario es que ya no tengo que dar explicaciones a nadie de lo que hago.

“Hoy, una de vosotras será libre”, les he dicho y todas se han puesto muy contentas, todas se han golpeado el pecho “a mí, a mí”. Me gustan estas almas. Lo reconozco, me caen simpáticas. Es cierto que no va a ser fácil escoger a ninguna. Cada una tiene su historia, cada una tiene sus miedos y rencores, creo sospechar que algunas incluso tienen una historia en común.

-Tú-, he dicho a una pequeña alma que estaba encogida en un rincón, y me ha mirado con los ojos muy abiertos.

El resto ha dejado de señalarse. Guardan silencio.

-¿Por qué yo?- y me escruta con esos ojos azules.
-Pues porque sí, menuda pregunta. ¿Es que necesitas algún motivo?-
-Hay otras que lo merecen más que yo -y parece que me lo está implorando.
-Bueno, pero yo te he elegido a ti, y con eso basta.
-¡No quiero! -y corre a refugiarse en un rincón.

De verdad que no entiendo a estas almas, llevan toda una vida encerradas en una caja, les das la oportunidad de ser libres y se niegan. La verdad es que no tengo preferencia por una o por otra, realmente me da igual. Escogí esa como podía haber elegido otra.

-Bueno, pues peor para ti, has perdido tu oportunidad. -sin embargo ella parece aliviada al oir que seguirá encerrada de por vida.
-Así que voy a elegir, voy a elegir… -hago como un redoble de tambor porque siempre me ha gustado dar un poco de suspense.
-A ti -y señalo a otra.
-No, no quiero, elige a otra, por favor-
-Pero bueno, ¿es que no quieres salir tu tampoco? ¿explorar de nuevo el mundo?-
-No -y se escabulle detrás de un corrillo de ellas.
-Pues entonces, tú serás la elegida para ser libre -y señalo otra-.

Cuando me mira con esos ojos que tan bien conozco ya me sé la respuesta.

-No-
-Pues a ti-
-No, no quiero.
-Entonces tú.
-Por favor, no.
-Y ¿tú? tú que estás escondida en ese rincón, ¿no quieres ser tú?
-No
-Vale, como quieras, entonces vas a ser tú-
-No
-Pues tú.
-No, no quiero
-¿Y tú?
-Yo tampoco quiero.

Odio enfadarme el día de mi cumpleaños, pero ya no lo soporto. ¡A la mierda!, abro la caja y las suelto por toda la habitación. Ahora que están libres me miran con un extraño brillo en los ojos. A un silbido de la que parece la jefa, se agrupan en formación y escapan por la ventana abierta.

Ahora miro mi caja de recortes vacía. La miro y remiro y pienso que no sé realmente qué ha pasado. Bueno, se han ido ¿y que? ¿qué me importa?. Cuando cierro la caja y me la acerco al oído ya no oigo ningún “sussh, sussh” de hojas. No oigo nada… Bueno, sí me parece oir unas pequeñas risitas, así que cojo la caja ya vacía y la vuelvo a guardar en el cajón.

Anuncios


One Response to “mi caja de recortes”

  1. 1 fanou

    Que buen relato.
    Ahora son todas libres, gracias a un pacto, y su carcelero está impedido para liberarlas. Cómo lo han engañado las pequeñas almas a ese poderoso ser, ahora en su decrepitud incapacitado.
    Que bueno tener de vuelta tus relatos.
    Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: