premio Imaginatio

Conocí a Sonámbula buceando en la Red buscando cuentos e historias un 27 de febrero. Reconozco que cuando oí la historia de Elizabeth ya no pude dejarlo. Así que me hice pasar por John Dee para saludar. Como me encantan sus historias, sus blog rolls y la gente que anda por su casa tratando de despertarla, supongo que me quedé por allí.
Pues resulta que me ha dado un premio “Imaginatio” y se me ha quedado cara de felicidad.
Debería decir algo de Sonámbula, de quién es (sí, conozco tu nombre ), de Celine, de su playa, de sus ansias de libertad y decirle que no me importa que su madre sueñe con caballos. Aunque es difícil hablar de una persona que está siempre desperezándose, mirándo con los ojos chiquitos y el alma abierta de par en par. Además, una vez me prohibió que hablara de ella, así que dejo este breve apunte con un abrazo.
Ahora toca la parte más difícil que es compartir mi “Imaginatio” con otra gente para engrandecer el premio.

Se lo daría a la Casa del Poio, pero ya tiene uno. Así que creo que es merecido que lo tengan al menos Maine, R. Hurtado y Tristancio

Anuncios

Juje

Juje es una poeta de palabras atropelladas, una mariposa que escupe palabras tratando de encadenarlas en una poesía (como si fuera tan fácil encadenar a una palabra)

Juje es un poco nerviosa y firma como JUJe, juJa, como jujE ó como juJe; con el “shift” apretado siempre a destiempo, pero siempre con la jota delante, una jota que evoca sonrisa, una jota bien aragonesa (aunque la imagino siempre nacida en un país extrajero, con aire francés y con un sombrero imposible -aunque seguro que nada de eso es cierto-)

Juje es alguien que a base de hacerse tantas preguntas olvida pronto las respuestas, que escribe por egoísmo sin importarle derramarse en ello, que cree que todos los sapos son iguales y es capaz de enamorarse de alguien que todo lo sabe

A veces se siente de menos y otras veces suspira por un beso. Si la encontráis alguna vez, dadla un abrazo: lo devolverá mil veces siempre que pueda.